Tus Lentes Optométricas

Las únicas lentes graduadas del mercado basadas en la BIOMECÁNICA DE LA VISIÓN.

“Te sentirás mejor y más saludable”

¿Te sientes identificado/a?

¿Te sientes identificado/a?

Estudio Biomecánico de la Visión EBV©

Es el estudio de tu comportamiento visual en sí mismo y en tu entorno, jamás visto hasta ahora.

Lentes Optométricas PROPHORIC©

Son aquellas que tienen en cuenta tu comportamiento visual en sí mismo y en tu entorno, proporcionándote un mayor rendimiento visual y bienestar.

Tecnología Patentada

Sólo disponible en tu Centro Biomecánico de la Visión.

CONTÁCTANOS y te informaremos de tu Centro Biomecánico más cercano.

Lentes Optométricas PHORKIDS©

Es la primera lente optométrica infantil, con la que el menor consigue un mejor rendimiento visual, al mismo tiempo que controlamos su miopía acomodativa.

TESTIMONIOS

Opiniones de clientes

Hasta ahora con gafas nunca había podido realizar mi afición de pintar, incluso tenia dolores de cabeza y veía doble por momentos. Siempre me tenia que quitar las lentillas cada vez que quería pintar de un modo relajado. Ahora con mis gafas progresivas pinto cómodamente, han desaparecido los dolores de cabeza y en ningún momento veo doble.

Juan José Verde Martinez

Jubilado, 62 años

Tengo una relojería que me obliga a usar continuamente la vista. En los últimos años con mis gafas progresivas anteriores, no estaba cómodo, me las quitaba y ponía constantemente….ahora las puedo llevar todo el día cómodamente, sin acordarme de que las llevo puestas.

Fernando Olalla

Relojero, 63 años

Desde pequeño llevo gafas, han sido parte de mí… incluso tuve que hacer ejercicios visuales. Con la vista cansada y los primeros progresivos llegaron los problemas, me cansaba muchísimo, tenía que hacer unos movimientos con la cabeza muy incómodos. Gracias a mi óptico de confianza, me prescribió lentes optométricas y solucionó mi problema.

Gorka Salaberria

Ingeniero, 59 años

Llevo muchos años ejerciendo mi profesión de peluquera. Con los años el cansancio visual al final del día era cada vez mayor. Ahora, con mis nuevas gafas progresivas no me fatigo como con mis gafas anteriores, y ademas mis “cortes” son como los que hacia hace años. Ahora trabajo mejor y sin cansarme.

Dorimarel Santos Castro

Peluquera, 61 años